Archive for marzo, 2010


Por Edwin Alfredo Alfaro Rivas

ETAPA DE GUERRA ENCUBIERTA 1977-1979.
La objetividad de los hechos ocurridos entre 1977 y 1979, tácitamente sitúan al investigador en una especie de guerra encubierta, en la que el fraude electoral de 1977, se constituyó en el factor que aceleró el proceso de crisis que había venido gestándose desde 1969 y que alcanzaría su punto máximo en el golpe de Estado de 1979. Dos son los fenómenos que marcan este importante período, el primero de ellos es la consolidación de la oposición revolucionaria, expresada en el partido comunista y los movimientos de masas, y el segundo es el Obispado de Monseñor Romero.
ETAPA DE PROGRESO INMEDIATO Marzo 1980 – enero 1981
Los bandos están claramente configurados, pero no bajo una lógica de centralización y coordinación, los rasgos que caracterizan el período son la irregularidad y la acelerada evolución hacia la guerra total, el gobierno aplica la reforma agraria con enfoque contrainsurgente, el hecho principal en este período fue el repliegue de las fuerzas contrainsurgentes por parte del ejército hacia los frentes de guerra, Guazapa, Morazán, Norte de Santa Ana, San Vicente etc. La única derrota militar contundente que sufre el FMLN en 9 años.
ETAPA DE CONSTITUCIÓN DE FRENTES DE GUERRA. Enero 1981 – Marzo 1982.
El desenlace de la ofensiva final del 10 de enero de 1981, que buscaba el triunfo sobre el gobierno y el ejército, abre una nueva etapa caracterizada por la consolidación de los frentes de guerra, un elemento novedoso en este proceso. Comienzan a manifestarse los elementos políticos de la guerra, expresados en el diálogo negociación como salidas políticas y la declaración franco-mexicana que reconocía al FMLN-FDR, como fuerza política, lo cual otorgó a la guerra un giro diplomático. Se celebran las primeras elecciones de competencia electoral sin partido oficial.
ETAPA DE EXPANSIÓN. Marzo 1982 – Marzo 1984.
En la segunda y tercera etapas, el rasgo principal son los grandes operativos militares, buscando la mutua destrucción, pero en esta etapa el gobierno ajusta las piezas para orientar el conflicto bajo la modalidad de “guerra de baja intensidad”, el FMLN responde de igual forma prolongando la lucha armada bajo la modalidad de “guerra de desgaste”. Un rasgo nuevo en este período es la conformación de un gobierno de unidad nacional entre PDC, PCN y ARENA, quienes se reparten el poder originando una institucionalización creciente del aparato político en función de la guerra.
ETAPA DE GUERRA POLÍTICA de 1984 – 1989
Las operaciones militares siguen dominando el escenario, pero con menor cantidad de víctimas civiles, se da apertura al diálogo así como a otras iniciativas en el campo político, económico, social, y diplomático. El PDC sin progresistas, logra la victoria en el ejecutivo y legislativo, configurándose como la fuerza política dominante, el rasgo novedoso de este período es la competencia electoral entre PDC y ARENA resultando triunfante este último instituto político en 1988. Un hecho sin precedente en América Latina, lo constituyó el cerco militar de San Salvador, en noviembre de 1989, un momento estelar de la guerra que ocurrió en un momento en que la población, se encontraba cansada y en añoranzas de paz.
ACUERDO DE PAZ 1989-1992
La guerra continúa a lo largo de 1990 y 1991, pero cada vez es más claro que la mesa de negociación va desplazando a las acciones militares que han caracterizado las etapas anteriores, la iglesia católica que hasta 1990 había mediado el diálogo, cede su lugar a la ONU por medio de su Secretario General. El proceso de paz es una novedad histórica cuyo desenlace es un acuerdo de paz exitoso, “sin vencedores ni vencidos” [1]
POST GUERRA
La posibilidad del incumplimiento de las partes podría haber permitido un regreso al conflicto bélico, el hecho principal es el desarme del FMLN y la desarticulación de los batallones élites del gobierno, el final del conflicto y la apertura a una transición democrática se cristalizarían hasta las elecciones de 1994.

[1] Ricardo Ribera, De la guerra a la paz. Análisis Dialéctico del proceso histórico salvadoreño. En http://archivo.elfaro.net/dlgalp/laguerra/rr.asp, consultada el 29 de noviembre de 2009.

Anuncios

POR EDWIN ALFARO

CONFORMACIÓN DEL ESTADO NACIONAL 1870 -1912, PRIMERA EXPANSIÓN.

La consolidación de los liberales y la producción cafetalera generan un clima estable y económicamente bonancible que permitió a las élites y a grupos urbanos dedicarse al ocio y la apreciación del mundo moderno, cuyo referente indiscutible fue Europa. Se produce una pequeña expansión de la ciudad, hacia el sur, absorbiendo San Jacinto, hacia el poniente teniendo como límite al Hospital Rosales inaugurado en 1905[1] y hacia el norte limitando con el recién inaugurado cuartel El Zapote. Los ejes principales sobre los cuales se realiza la expansión fueron las calles Rubén Darío y Manuel José Arce. Lo que hoy es el centro histórico era el centro político y económico, la casa presidencial se situaba frente al actual mercado ex cuartel. En 1903 se apertura el parque Gerardo Barrios y la gran Avenida Independencia que era la entrada a la capital y a la vez el límite en el extremo oriente.
Como puede observarse en esta primera etapa la lógica era consolidar San Salvador como el centro de poder, se compra el London Bank, el palacio de Justicia es instalado en el ex Instituto Nacional , los límites del tranvía eran mejicanos y el Hospital Rosales. Bajo la óptica del control territorial y de seguridad se construyen los cuarteles: central, El Zapote y el San Carlos cuya ubicación no era para nada arbitraria. Esta primera expansión de las elites urbanas obedecía a la marcada tendencia de este período hacia la concentración económica, condicionada por un grupo que controlaba la producción y la estructura del crédito.

CRISIS ECONÓMICA, POLITIZACIÓN DE SECTORES POPULARES 1927-1944. SEGUNDA EXPANSIÓN.

La capital se expande al poniente al norte y al sur, se construye el Parque Cuscatlán, Hospital Militar, la Calle Arce se expande, se construye la Alameda Roosevelt, se construyen las colonias: Santa Anita, la Rábida, Guatemala, Honduras, colonia Guadalupe, Santa Eugenia, Colonia Modelo, Colonia Manzano, Colonia América, Barrio San Miguelito, Colonia Harrison, Colonia Mugdan. se inicia la colonia Escalón, y se edifica el Estadio Flor Blanca.
En esta segunda expansión y en concordancia con los regímenes militares, desde el golpe de 1931 los militares han permanecido en el poder, parece haber una evolución de la visión política-territorial del poder, ya no interesa estar en el centro político-económico, sino la seguridad, la casa presidencial se traslada a San Jacinto en el edificio cuyo destino era ser la Escuela Normal. Entre 1918 y 1929 el capital norteamericano desplazó completamente al inglés, definiendo así la política económica de Centroamérica, el capital producido por el café permitió el desarrollo de la manufactura, e instalación de las primeras fábricas, las clases trabajadoras comienzan a organizarse, y se clarifican las marginaciones del campo y la ciudad, el espacio urbano de San Salvador presenta una clara delimitación horizontal clasista. Las clases propietarias tienden a abandonar el centro para trasladarse al poniente, mientras las clases trabajadoras se asientan al sur, norte y oriente, el centro histórico comienza a coparse y surge un nuevo fenómeno: La metropolización. [2]

MODERNIZACIÓN Y CRECIMIENTO ECONÓMICO 1948-1960 TERCERA EXPANSIÓN

Se produce un expansión al Poniente, al oriente, al norte y al sur. Se construye El Salvador del Mundo, Colonia Costa Rica, Nicaragua y Barrio Lourdes, Colonia San Luis, 25 Ave. Norte y sur, Colonia Cucumacayán, Colonia Layco e inicios de la colonia Palomo, se construye el Paseo General Escalón, Hotel El Salvador, Colonia Lomas Verdes, Ave. Masferrer, Calle El Progreso, Colonia Centroamérica, Colonia Panamá, inicios de Colonia Atlacatl, 29 Calle Poniente, se construye el Boulevard del Ejército Nacional, Colonia Santa Lucia, Iglesia Don Rúa.
Esta expansión refleja una nueva etapa política y económica caracterizada por una modernización deliberada, la nueva generación de militares profesionales, se plantea el desarrollo como problema estratégico nacional, ya no es una visión liberal, sino intervencionista, hay un marcado crecimiento económico, en el cual se opta por el sector secundario de la economía, buscando la no dependencia del café. Las expansiones más grandes se dan al poniente, al oriente y al norte.
Se abandona la idea de casa presidencial y se sustituye por la residencia presidencial, ejemplo de ello es el Coronel Osorio quien fija su residencia en la Colonia Layco, una zona de crecimiento urbano de clase media. Más tarde el Presidente Lemus se convertiría en el primero en abandonar el radio urbano para domiciliarse en panchimalco. El Presidente Adalberto Rivera vivió en la Colonia Centroamérica un proyecto habitacional del Estado los cuales predominaron en esta época con una tendencia a favorecer a los militares. A estas alturas el centro histórico se encuentra ya saturado.
El Boulevard del Ejército se convierte en el corredor industrial de El Salvador, evidencia del proceso de industrialización a que el país estaba entrando, la expansión al sur significaba a la vez acceso a las planicies costeras lo cual era beneficioso para el café.

GUERRA CONTRA HONDURAS, MIGRACIÓN, CRISIS POLÍTICAS, 1960-1980 CUARTA EXPANSIÓN

Hay un fuerte desarrollo de la colonia Escalón, surgen las colonias: Campestre, El Mirador, Miramonte, Yumuri, se construye Metrocentro, el Centro de Gobierno , el Boulevard de Los Héroes, Colonia La Esperanza, Colonia Zacamil, Colonia Univesitaria, Colonia Miralvalle, Colonia San Francisco, Colonias: La Mercedes, Roma, La Mascota, Jardines de Guadalupe, La Sultana, Monserrat, Vista Hermosa, Jardines de la Hacienda, Jardines de Cuscatlán, Inicio de Ciudad Merliot, se construye la Feria Internacional, el Boulevard Tutunichapa, la Fuente Luminosa y la embajada de USA sobre la 25 Ave. Norte, además se construye el mercado central.
En la década de 1960-1970 la expansión es más ponderada al norte y sur, mientras que de 1970 a 1980 se produce crecimiento más al sur al norte y al poniente, se construyen las colonias: Miralvalle, Montebello, Satélite, Maquilishuat, San Mateo, Lomas de San Francisco, Alta Mira, Loma Linda, La Floresta, Jardines de la Libertad. Se construye la Autopista sur, el inicio a la autopista a Comalapa, y la Alameda Juan Pablo II.
La expansión de San Salvador en este período, es en todas las direcciones, pero más en dirección del volcán de San Salvador, ello significaba por un lado, la expansión de la clase media, militares y profesionales, pero por otro lado la crisis habitacional que produjo el regreso de los salvadoreños de Honduras. Hacia 1980 la crisis política y el estallido de la guerra civil producen un descenso en la dinámica de la expansión del radio urbano, únicamente se construyen 6 colonias nuevas la mayoría de clase media[3], no obstante se inicia la gran urbanización de la zona de Soyapango como respuesta a la creciente migración interna producida por la guerra.

FINAL DEL SIGLO POLÍTICO 1992- 2000, QUINTA EXPANSIÓN

Hacia finales de siglo, la expansión de la ciudad decrece hacia el poniente, más bien hay una expansión de colonias de clase media tales como Merliot, Santa Elena y la Escalón, pero producto de las migraciones internas y el cese del conflicto armado, se produce una elevada demanda de vivienda popular urbana, lo cual da origen a los enormes proyectos urbanísticos más que todo hacia el oriente y al norte, dando lugar al fenómeno de las “ciudades dormitorios” y a un desordenado crecimiento urbano.
El gran cambio político del siglo XX fueron los acuerdos de paz, que significaron una transición hacia la democracia expresada en la transformación del FMLN en partido político.

[1] Gustavo Herodier. San Salvador el esplendor de una ciudad.
[2] FUNDE. La traza urbana del Centro Histórico de San Salvador. Carta Urbana 46, Julio de 1996.
[3] Ver cuadro anexo

Por Edwin Alfaro

El golpe de estado de 1979, constituye un corte en la historia política de El Salvador debido a que puso fin a casi 50 años de dictadura militar.
Además de su valor histórico, significó el proyecto de gobierno más acabado expresado en la proclama de la juventud militar, un documento que se cristalizaría parcialmente en los acuerdos de paz de 1992. Varios son los méritos del golpe, en primer lugar por el alto nivel académico y humano de la Junta, y la lucidez de los fines de los protagonistas. En segundo lugar merece reconocimiento la intención patriótica y social que inspiró el intento de evitar la inminente guerra civil, sobre todo por la coyuntura de crisis general en la cual los actores sociales se desenvolvieron.
Cabe destacar los factores que permitieron la consolidación de esta conspiración, entre los cuales se pueden mencionar, la extracción social de los militares, el profundo análisis de la situación del país y el más importante de todos Monseñor Romero quien además de apoyar el golpe de Estado, logró impactar las conciencias en tan solo dos años de prédicas en la radio YSAX.

DIFERENCIAS ENTRE LA PROCLAMA DEL 15 DE OCTUBRE DE 1979 Y LOS ACUERDOS DE PAZ DE 1992
 
PROCLAMA
 
*Garantiza la vigencia de los derechos humanos y las instituciones jurídicas
*Garantiza la propiedad privada en función social.
*Garantiza la apertura política y el sistema de elecciones
*Garantiza el derecho a la sindicalización de los sectores laborales y campesinado.
*Propone medidas para la distribución equitativa de la riqueza y aumento del PIB
*Disuelve organizaciones oficiales ORDEN, PCN y organizaciones extremistas.

Programa Económico

*Contempla la reforma agraria como factor de desarrollo económico.
*Apoyo crediticio a pequeña y mediana empresa, asistencia técnica
*Amplio programa de educación
*Cooperativa como forma de tenencia de la tierra.
*Implementación de programas de desarrollo agrícola.
*Presenta nuevos rubros económicos, tales como la explotación del mar.
*Plantea fortalecimiento institucional del FIGAPE
*Medidas antiinflacionarias concretas
*Plantea Cooperación internacional para el agro
*No plantea medidas de protección al consumidor
*No contempla política de privatización
*Plantea reformas estructurales
*Plantea una reforma tributaria
*Plantea medidas de control para el sector económico
ACUERDOS DE PAZ
 
*Garantiza los derechos humanos y el sistema judicial
*Garantiza la propiedad privada
*Garantiza la apertura política y reformas al sistema electoral
*No declara el derecho a la sindicalización.
*No propone medidas para la distribución equitativa y aumento del PIB
*Disuelve estructura militar del FMLN, Guardia Nacional, Policía Nacional, Policía de Hacienda, los BIRI, y los antiguos cuerpos de inteligencia

Programa Económico

*No contempla reforma agraria, solamente transferencia de tierras
*Apoyo crediticio a pequeña y mediana empresa
asistencia técnica.
*No contempla el factor educación
*No ofrece modalidad de tenencia de la tierra
*No presenta programas concretos de desarrollo del agro.
* Presenta nuevos rubros económicos, en las areas pecuarias, pesqueras, forestales y agroindustriales.
*Plantea el fortalecimiento de instituciones como FIGAPE, FEDECREDITO Y BFA.
*No enuncia medidas antiinflacionarias
*También plantea cooperación internacional para el agro.
*Plantea la protección al consumidor
*Plantea la privatización como políticas
*Contempla medidas para aliviar el costo social del programa de ajuste estructural.
*No plantea reformas tributarias
*Crea el Foro para la concertación económica y social

Por Edwin Alfaro

El monumento a la Libertad, o “monumento del pueblo a los próceres” como reza el álbum del centenario[1]es en realidad un conjunto escultórico, compuesto por un zócalo de piedra artificial con cuatro graderías, que conducen a una plataforma donde se eleva un obelisco cuadrangular que finaliza con la estatua de un ángel parado sobre el mundo que representa La Gloria coronando a los próceres. En las fases del obelisco aparecen los bustos en bronce de los próceres Delgado, Arce, y Rodríguez y además el escudo de El Salvador. En el basamento hay tres planchas de bronce que representan: Al padre Delgado arengando al pueblo desde el atrio del Rosario , un “Cabildo de insurgentes” y la otra con la siguiente inscripción: “La República de El Salvador erige este monumento en celebración del Centenario del 5 de noviembre de 1811 en que se dio en esta Ciudad el primer grito de Independencia de Centro-américa y loor de los próceres José Matías Delgado, Manuel José Arce, Nicolas, Manuel y Vicente Aguilar, Juan Manuel Rodríguez, Miguel y Juan Delgado, Pedro Pablo Castillo, Carlos Fajardo, Francisco Morales y de todos los otros ciudadanos que echaron los fundamentos de nuestra nacionalidad, de nuestra República democrática y de nuestras gloriosas y libérrimas instituciones”. En el basamento de mármol blanco también se encuentra la efigie de la República en bronce representada por una mujer mirando al oriente, con una espada en su mano, arriba de ella en relieve se encuentra un escudo rodeado de laureles con un gorro frigio y un arco, cuya flecha es una antorcha al costado poniente se encuentra un león con sus garras extendidas y en actitud de alerta. El conjunto escultórico en estilo dórico modernizado hecho por Durini, fue construido en el Parque Dueñas más tarde parque Libertad desde el 5 de noviembre de 1938[2], e inaugurado por el presidente Araujo el 5 de noviembre de 1911 en conmemoración del primer centenario del primer grito de independencia.
El monumento representa en sí, los ideales del propuesto Partido de Unidad Nacional, del presidente Araujo, cuyas aspiraciones eran abandonar los intereses de facciones y buscar un nuevo tipo de políticas de reformas sociales que fortalecerían la autonomía del Estado y sus funcionarios. Lo antes dicho se confirma con el acto de inauguración al cual asistieron delegaciones de Guatemala, Costa Rica, Nicaragua y Honduras, y representantes de “todas las jerarquías de la política, la ciencia, la banca, las clases sociales y grandes muchedumbres democráticas que llenaron el parque”[3]. El largo discurso del Presidente que abarcó más de tres páginas del Diario Oficial de la época es una síntesis histórica del surgimiento de la “madre patria” España y el proceso de colonización de América
Antes de la inauguración las publicaciones oficiales dejaban plasmados los ideales de unidad y llamaban a disolver los antagonismos locales y fortalecer los lazos de cordialidad y confraternidad “Para consagrarse á las conquistas de las industrias, las ciencias, las artes, que fundamentan el poderío y el bienestar de las naciones”[4]

[1] Album del Centenario
[2] Crónicas de Oro. San Salvador 475 años de la ciudad 1525-2000, Tomo I, Alcaldía de San Salvador, pág. 61. s.l, sf.
[3] Diario Oficial, República de El Salvador América Central Tomo 71, Num. 257, 5 de noviembre de 1911, pág. 2749.
[4] Ibid. Pág 2725.